• El rincón de la artesanía de Ingenio y de las Islas Canarias

    INGENIO, MÁS SOBRE LA HISTORIA DE LOS CAÑONES DEL BURRERO Y SU EXPOLIO.





    En la actualidad, con los modernos instrumentos de inmersión y detección, se están descubriendo nuevos pecios de orígenes diversos y desconocidos. ¿Habrá algún tesoro escondido debajo del encontrado en la Playa del Burrero en 1962?

    Entre los siglos XIII al XVIII, la isla de Gran Canaria (Tamarán), fue paso obligado en las rutas marítimas europeas-mediterráneas y norteafricanas de circunnavegación al continente Africano. Posteriormente desde el siglo XV, con el descubrimiento de América por Cristóbal Colón, hasta bien entrado el siglo XVIII, surcaron por esta isla millares de veleros, tanto de camino como de regreso del nuevo continente, destacando los castellanos-españoles, portugueses, ingleses, holandeses y franceses, aparte de barcos piratas, ya que esta isla era un lugar privilegiado para el avituallamiento de los veleros y luego proseguir sus rutas. La Playa y su Bahía de Gando fue desde antes y después de la conquista de esta isla por los castellanos, el principal puerto-abrigo, gracias a sus múltiples ventajas de zona tranquila y azocada de las inclemencias climatológicas, lo que les daban una máxima de seguridad portuaria.

    Muchos veleros zozobraron entre la Isleta y la Bahía de Gando. En la actualidad, con los modernos instrumentos de inmersión y detección, se están descubriendo nuevos pecios de orígenes diversos y desconocidos. ¿Habrá algún tesoro escondido debajo de éstos pecios? No obstante uno de los misterios más grandes y del que hasta el presente momento, las autoridades competentes ofrecen un total mutismo, es el pecio cargado de cañones encontrado en 1.962 en Playa del Burrero (Ingenio), por el vecino del Carrizal Tomás Cruz Alemán. Seis años se tardó en sacar los cañones a tierra (1.968), el responsable de ésta crónica y muchos carrizaleros aficionados al submarinismo, fuimos testigos, junto al descubridor de aquel memorable acontecimiento.

    El velero que supuestamente zozobró en la playa a escasos metros de profundidad, estaba en posición Este-Oeste y tenía dos filas de cuatro cañones de dos a cuatro metros de largo, dos cañones unidos y varios sueltos en total unos trece cañones y numerosos utensilios de hierro, propios del antiguo velero, supuestamente encallado en marea baja, de la mencionada playa. La Comandancia de Marina, sacó un cañón y fue enviado al Museo Naval de Madrid, el resto de los doce cañones fue sacado en 1.968 por el entonces alcalde, investigador y canariólogo Vicente Sánchez Araña para exponerlo (pese a su deterioro), al aire libre en los jardines de su museo en Santa Lucía. Estos cañones representaron en su día, un autentico expolio al Patrimonio Arqueológico Submarino del litoral costero del municipio de Ingenio.

    El Ayuntamiento lleva años pidiendo su devolución, pero la noticia más relevante de este supuesto naufragio es que dicho pecio no se conoce su identidad, ya que no existe versión oficial de su procedencia. ¿El navío era castellano-español, de otros países ó fue de algún pirata? También es un misterio, el que siendo la zona costera de la Bahía de Gando-El Burrero-Arinaga, de fácil visibilidad y frecuentada por lugareños y tropas castellanas en el Castillo de Gando (dicho Castillo se conserva hoy-rehabilitado), nadie se apercibiera de este inédito hundimiento a escasos metros de las olas de Playa del Burrero. De sobre es conocida la inclemencia climatológica de esta zona del Sureste de Gran Canaria, donde el factor viento y mar embravecido, destrozaría toda materia relacionada con la madera del velero, por eso nos preguntamos…. ¿debajo de la arena donde estaban los cañones en la Playa del Burrero se oculta el resto del velero? ¿Habrá algo de valor debajo de la arena? Sería conveniente que las autoridades Locales, Provinciales y Marítimas, en época de mares en calma, (octubre-marzo), investigaran con las modernas maquinarias de extracciones de arena, para investigar los restos del navío y esclarecimiento del que llaman “barco fantasma, con cañones”, a lo mejor podrían encontrase alguna sorpresa, como el que lo que ocurrió hace unos años en Las Antillas Menores, donde al extraer los restos de unos cañones, sacaron los restos del velero y un suculento tesoro en sus bodegas, comprobándose que se trataba de un “barco pirata”. El pecio con cañones del Burrero (el principal hallazgo arqueológico-submarino de Canarias).

    Crónica del Sureste
    Antonio Estupiñán Sánchez:


    Editado el 27-03-2.014

    0 comentarios:

     

    Siguiendo Artesanía Canaria y de Ingenio

    Seguir Artesanía por mail

    Autor de Artesanía Canaria y de Ingenio