• El rincón de la artesanía de Ingenio y de las Islas Canarias

    INGENIO, LA CARTA ARQUEOLÓGICA SUBACUÁTICA DEL CABILDO, RECOGE EL EXPOLIO DE LOS CAÑONES DEL BURRERO.










    El cabildo concluye un primer inventario de los resultados sumergidos, se documentaron los vestigios ya conocidos y se exploró y prospectó la costa de San Bartolomé de Tirajana.

    La historia de Gran Canaria ya no sólo se escribe en tierra. Una iniciativa del Cabildo se ha sumergido en los fondos costeros que la rodean y ha documentado los tesoros que bajo el mar dejó el paso de los siglos. El Cabildo presentó ayer la carta arqueológica subacuática, con una docena de pecios.

    Y lo que se ha hecho no es cualquier cosa. Gran Canaria va un paso por delante del resto del Archipiélago y ha elaborado el primer inventario sistematizado del patrimonio subacuático’ que existe en las Islas, un hito en la di fusión y en la protección de este tipo de vestigios, como recalcó ayer el director del documento, el arqueólogo Sergio Olmo.

    En esencia, se han documentado y localizado los pecios que ya se conocían. una docena, y además se ha hecho una labor de prospección y de exploración en la costa de San Bartolomé de Tirajana. en especial en Castillo del Romeral. Pero los trabajos no quedarán ahí. Ayer sólo se presentó una primera fase de lo que se pretende que sea una relación exhaustiva de todos los vestigios subacuáticos que existen en la Isla. La consejera insular de Patrimonio Histórico, Luz Caballero, aposté por darle continuidad al proyecto, pero también lo condicionó a la disponibilidad presupuestaria y a la implicación de otras administraciones canarias.

    Por lo pronto. esta primera fase, que ha servido también para que la Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo publique una monografía sobre el patrimonio subacuático de Gran Canaria, ha tenido un coste de 159.600 euros. Se le adjudicó en 2009 a Mediterráneo Servicios Marinos, que es tuvo buceando en archivos y hemerotecas y haciendo inmersiones durante unos 14 meses.

    El director general de Patrimonio Histórico del Cabildo, Ernesto Martín, subrayó que esta carta supone un punto de partida fundamental para gestionar estos recursos. De entrada, facilita su prospección en caso de que se vayan a hacer obras allí donde están localizados los vestigios.

    BARCOS DE LOS SIGLOS XVI Y XVII

    Este inventario ha permitido georeferenciar y ampliar la información que se tenía de pecios míticos, como los del Villé de Pará (hundido en 1884), o el Alfonso XII (1885), ambos en los fondos de a bahía de Gando, o los restos del Kennet o el Sud-América, que se perdieron en 1888.

    Los más antiguos que se conservan son los hallados en El Agujero, en Gáldar, una fragata británica del siglo XVII, en San Telmo, en la capital, y en El Burrero.
    Este último constituyó una sor presa, confesó Olmo. Se creía que estaba casi fosilizado y medio destruido, pero hay una parte que se conserva en muy buen estado. Pero los datos más llamativos se los han encontrado precisamente en las labores de rastreo que han hecho en archivos o en hemerotecas.

    Han dado con un material ingente que les ha ayudado a poner el valor el papel que jugó la Isla en el contexto del tráfico marítimo internacional durante siglos. Olmo dejó claro que este patrimonio crecerá al paso dic los años. La Unesco sólo da categoría histórica a los pecios de más de 100 añas. Conforme avance el siglo, se incorporarán a la carta nuevos restos.

    CANARIAS 7
    11-02-2.011
    G. Florido / Las Palmas de Gran Canaria

    NOTA.

    Como han podido leer, todo el mundo se preocupa por los famosos cañones del Burrero, menos los Señores Concejales de nuestro pueblo.
    La pregunta es, cuando estas lumbreras de mandatarios se van a PREOCUPAR por denunciar este ERXPOLIO conocido por todos Y RECUPERAR este patrimonio nuestro.

    Editado el 11-02-2.011


    0 comentarios:

     

    Siguiendo Artesanía Canaria y de Ingenio

    Seguir Artesanía por mail

    Autor de Artesanía Canaria y de Ingenio